sábado, 9 de enero de 2010

#911... Por África...

Aviso de última hora. La redacción de Cruyffnicas tiene algunos textos pendientes por compartir con ustedes, sin embargo, se decidió iniciar el 2010 con un tema que no quería dejar pasar: el atentado a la selección de futbol de Togo (referencia: Emmanuel Adebayor-Manchester City), en Cabinda, Angola.

La selección togolesa viajaba en su camión oficial cuando fue embestido por un grupo separatista angoleño, en la frontera entre Angola y el Congo. Testigos afirmaron que el tiroteo duró casi 20 minutos. Más información aquí.

Angola es el país anfitrión de la próxima Copa Africana de Naciones, donde 16 naciones, entre ellas Togo, buscarán el título. Empero, aquí el aspecto futbolístico es el de menor importancia.

La información respecto de los heridos y fallecidos ha resultado confusa. Hasta el momento -en el que escribo el post- se tiene conociemiento de la muerte de dos personas -el segundo entrenador y el jefe de prensa- y de dos lesionados -el portero del Pontivy, Kodjovi Obilale y el defensa del Vaslui, Serge Akakpo.

Ahora bien, este hecho sólo es uno más de los cientos que a diario se presentan en muchos de los países del continente africano. Las guerras civiles, la pobreza, las enfermedades, el saqueo de los recursos naturales y las vejaciones de las cuales han sido víctimas durante miles de años, son las principales razones por las cuales África está sumida en la miseria, aunque algunos miopes o insensibles lo nieguen o peor aún, lo vean como lo más normal -movidos por el racismo y el estúpido sentido de superioridad-. El espacio dedicado en los medios para denunciar lo anterior es nulo. Es probable que de no haber tenido relación con el futbol -el deporte-espectáculo más seguido en el mundo- el atentado apenas lo habrían mencionado -en una línea o en 10 segundos- en algún portal de noticias.

Es aquí donde se debería utilizar todo el potencial y envergadura del futbol, los miles de millones de dólares que la FIFA guarda celosamente en sus arcas -y que ha obtenido a costa de la gente- tendrían que ocuparse en paliar las carencias sociales, no sólo en África, sino en todo el orbe. Sin embargo, la mafia del balompié representada por Joseph Blatter sólo tiene interés en seguir amasando fortunas, aunque a través de sus discursos demagógicos e hipócritas se solidarice con los problemas que aquejan a la humanidad.

La relevencia del futbol es tal, que los autores del ataque contra la selección de Togo, días atrás ya habían amenzado con utilizar el marco de la Copa Africana para cometer actos violentos y así mostrar su vigencia en la región. De acuerdo a esto, no entiendo qué necesidad hay de que se lleve a cabo el torneo, si pueden perpetrarse nuevos ataques contra jugadores o aficionados. Debería suspenderse de inmediato, no hay condiciones de seguridad para garantizar la tranquilidad -y la vida- de todos los participantes de esta justa.

La competencia se va a llevar a cabo, porque como casi siempre el aspecto monetario se antepone al aspecto humano. Seguro se perderían muchos dólares si el torneo se suspende, por el contrario, unas cuantas vidas no representan gran cosa -además, son negros-. Nunca lo dirán, pero ese pensamiento prevalece en la mente de los secuestradores del futbol.

África no pertenece a otro planeta, aunque las imágenes nos hagan sentir lo contrario. Si se me permite ingresar al terreno de la suposición, pregunto: si una situación similar se presentara bajo el contexto de un torneo europeo, asiático o americano, ¿el torneo se llevaría a cabo? Lo dudo sobremanera.

A cinco meses para el inicio de la copa del mundo en suelo sudafricano, África demostró -una vez más- no estar lista para un torneo de tal magnitud, no porque su gente no lo merezca, sino porque antes de tener la oportunidad de ser anfitriones de grandes competencias deportivas, deberían tener la oportunidad de desarrollarse en un mejor ambiente, bajo condiciones que les permitieran -al menos- vivir en paz. Lástima que Blatter sólo les haya otorgado el mundial para asegurar los votos de la Confederación Africana de Futbol, rumbo a una próxima elección, donde nuevamente buscará -y seguramente logrará- ser el jerarca del futbol mundial.

Negro por fuera, verde por dentro... No es el aguacate, es África. Negro -muerte y pestilencia- a la vista común, verde -vida- a la vista del alma.

5 comentarios:

casperpuma dijo...

q lastima lo q pasa en africa y lo peor a 5 meses del mundial.. me parece q esto es preocupante.. con q seguridad iran los equipos??.. temeran por su integridad y hasta por su vida, lastima q la FIFA como todo el mundo en general se muevan con dinero, y no importa la vida de unos "cuantos" negros!!.. por ahora.. ojo q en 5 meses podrian ser blancos y ahy aver si no actuan las autoridades !!

Beto. dijo...

Pues sí está bien manchado lo que pasa detrás (ya ni tan detrás) del marco mundialista, pero pues desgraciadamente todo seguirá tal y como está, dudo que las cosas cambien inclusive si se trata de un equipo europeo, puesto que al final, los cambios sólo se hacen por los altos mandos y para los altos mandos, entonces, obviamente si a un equipo europeo no le harían mucho caso (en cuanto a actos no en cuanto atención mediática) pues menos a "unos cuantos negros".

Ni modo, así es esto de los atentados contra la humanidad, y las debidas medidas que se deberían de tomar, unas cuajan y otras no (pareciera broma, pero lo peor es que no lo es).

ADAN dijo...

La verdad si estuvo muy gacho lo que paso con la selección de Togo y mas porqe los muertos segun veo siguen en aumento al grado de ser 5 :S
y como menciona por desgracia no se deberian de dar estos eventos ahi, no por ellos sino por las condiciones en las que viven y el peligro que corren

:S gracias por compartirlo
saludos!!

Barney/Mike of Leon dijo...

Cuando me enteré de que la sede de la copa mundial de fut bol soccer seria en Africa me pareció incorrecto que la FIFA tomara tal desición. El pedo es que África no es una nación, son montones de tribus con montones de guerras civiles, injusticias, pobreza; si creemos que México está del carajo África está como a la décima potencia.
El soccer es solo negocio, y a pesar de todos éstos tristes acontecimientos espero el arribo del mundial con gran emoción.
Que triste que en vez de intentar ayudar a Árica, sólo se le utilice como a un niño ingenuo.

Mariano dijo...

Ni modo, así de cruel e injusta es la vida y el mundo, ya ves lo que dice Francisco de Quevedo: "Poderoso caballero es Don dinero"

Y la vida de casi todos gira en torno a él U.U

Bye*